Cuidados del pez betta

Cuidados del pez betta

Al hablar de los cuidados del pez betta, existen tres reglas básicas:

Agua limpia, temperatura alta (25-28°C) y un suministro de alimento de calidad y variado. Es todo. Parece simple ¿no?.

Pues no lo es del todo. Veamos por qué.

Agua limpia

Existe un proverbio esencial: “Los acuaristas no cuidan peces, sino agua”.

El 90% de los problemas de un pez, tienen que ver con la química del agua.

Al hablar de agua limpia no necesariamente quiere decir agua pura y desinfectada.

De hecho, se sabe que los peces y en este caso, los betta requieren ciertas bacterias en el agua, las cuales se originan de manera natural y orgánica con el tiempo y con otros elementos, como la vegetación.

Al hablar del agua de un acuario, se habla de “agua nueva y agua vieja”, esta última contiene más bacteria necesaria para el betta que el agua nueva.

Sin embargo, un agua turbia y llena de partículas indeseables limitan el oxígeno del agua y se convierten en factor para generar infecciones y enfermedades en los betta y entonces sí que pueden pasarla mal.

También debemos observar un pH de 7 aproximadamente.

Cambios de agua

El betta requiere cambios de agua parciales cada cierto tiempo, dependiendo de ciertos factores como el tamaño del acuario y el tipo de filtración.

Debe sustituirse aproximadamente un tercio del agua, para no acabar con las bacterias benéficas, procurando sacar el exceso de alimento del fondo.

Algunos criadores optan por ponerles hojas de ciertas plantas, como el almendro, cuado renuevan el agua, esto para acondicionarla para el betta.

Temperatura

Una idea muy generalizada es que el betta vive bien en agua fría, por lo que no necesita un calentador.

Pues esta idea no es del todo correcta. El hábitat del pez betta normalmente tiene una temperatura cálida. De 25 a 28° C serán adecuados.

Entonces, puede ser que en verano el termómetro de nuestro acuario marque una temperatura adecuada, pero debemos estar atentos en el invierno.

Alimentación

La alimentación de los peces betta es un tema aparte que también se ha visto afectado por la desinformación y las creencias populares.

En el mercado existe una amplia gama de alimentos para peces betta, los cuales tienen los nutrientes esenciales que el betta requiere.

Sin embargo debemos tomar en cuenta un hecho: El pez betta es omnívoro.

Por ello, el alimento vivo de calidad, será muy beneficioso para el pez. Esto no quiere decir que sólo lo alimentemos con este alimento, pues resultaría más costoso y podría provocar obesidad u otra patología en nuestro querido betta.

Como en todo, el equilibrio es la clave.

Los alimentos especiales para betta, com los pellets, están más que bien para que sean la base de la alimentación de nuestros coloridos betta y periódicamente podemos procurarle alimento vivo.

Este alimento vivo puede ser lombriz de sangre, artemia viva, daphnia, gusano tubifex, gusano grindal, camarón de salmuera, etc.

Es importante vigilar la calidad del alimento vivo que le demos a nuestro betta, pues podría ser portador de parásitos que afecten a nuestro pez.

Espacio

Uno de los aspectos más importantes y frecuentemente subestimados en cuanto a los cuidados del pez betta, es el espacio en el que pueden vivir.