Alimento vivo para bettas

Alimento vivo para bettas

El alimento vivo para bettas constituye una importante fuente de nutrición alta en proteínas para nuestros ejemplares, además de proporcionarles variedad y equilibrio a su dieta.

Un betta en cautiverio se puede alimentar perfectamente y sin problemas de alimento comercial, empacado y deshidratado toda su vida.

Sin embargo, si queremos un betta que destaque de los demás en cuanto a la intensidad de coloración, tamaño y fuerza de las aletas, masa muscular, entre otros factores, debemos pensar en variar su dieta.

Para conseguir esta dieta variada y balanceada, la comida casera hecha por nosotros mismos y el alimento vivo son grandes aliados.

Alimento vivo: Lo más cercano a la alimentación natural del betta

No hay que olvidar que el betta en estado salvaje es omnívoro, pero principalmente carnívoro, comiendo toda clase de larvas, gusanos y pequeños crustáceos en los arrozales, charcas y aguas poco profundas de Camboya y Tailandia y sus alrededores.

Además de los beneficios obvios en la dieta de los betta, el alimento vivo también le proporciona al pez la oportunidad de “cazar” su alimento.

No es lo mismo ir tras una hojuela o un pellet inmóvil, con el mismo color y forma de siempre, cayendo suavemente de la superficie al fondo y que no irá a ningún lado, a tener que perseguir y atrapar su alimento vivo, que se mueve ágilmente y que intentará esconderse.

Esto le da al betta un sentido natural de predador, más cercano a su origen salvaje, aunque estén en cautiverio.

El alimento vivo es una forma de complementar la dieta de nuestro pez, no debemos alimentarlo exclusivamente con éste, pues podríamos provocar en él efectos indeseados.

Se pueden alternar los días de alimentación utilizando diferentes tipos de alimento cada día,es decir, un día alimento procesado, otro día receta casera, otro día alimento vivo.

O bien, si tienes e tiempo y la disposición, se puede variar el alimento de un mismo día, es decir, por la mañana alimento seco comercial y por la tarde alimento casero o alimento vivo.

Camarón de salmuera (artemia)

La artemia resulta ser un alimento vivo para bettas muy popular por sus beneficios para los peces así como por la relativa facilidad para conseguirlas o criarlas.

artemia, alimento vivo para bettas

Prácticamente, la artemia no es un camarón, pero pertenecen al mismo grupo, los crustáceos.

Esta es una de las primeras comidas de los alevines del betta, debido a su alto contenido de proteínas, lo que la hace adecuada para el desarrollo de los peces.

Tienen grandes propiedades que lo hacen prácticamente indestructible.

Al encontrarse mayormente en condiciones poco favorables para cualquier otro organismo vivo, es adecuada para usarla como alimento para peces de acuario, pues es igualmente poco probable que se encuentre contaminada o combinada con otro organismo no deseable o parásito que pudiera enfermar a nuestros bettas.

Cultivar artemias tú mismo

Si decides cultivarla tú mismo, hay que observar rigurosamente algunas condiciones como:

  • La temperatura debe mantenerse de 26 a 28 ºC.
  • Salinidad = 32’5 gr/l. equivalente a a una densidad de  1.022. Se puede usar sal de mesa pero es preferible usar sal marina para acuarios.
  • El tiempo de incubación 24 a 48 horas.
  • Oxigenación constante e intensa.
  • Los huevos deben mantenerse permanentemente en movimiento o mueren.

Los huevos de la artemia pueden permanecer latentes, sin eclosionar, hasta 5 años.

Por ello, es relativamente sencillo conseguirlos tanto en tiendas especializadas y acuarios, como envasados en productos comerciales.

Procedimiento para incubar los huevos de artemia:

Normalmente se usan botellas pet invertidas, a manera que los huevos queden en el embudo (boca) de la botella.

La tapa de la botella debe tener un orificio por donde haremos pasar el tubo de la bomba de aire, para mantener en constante movimiento a los huevos.

Dicha bomba aireadora debe de estar por encima del nivel de la superficie del agua para evitar el retroceso de esta en caso de detenerse la bomba. 

La temperatura se mantiene adecuada con un calentador normal de acuario o bien, metiendo la botella con los huevos dentro del acuario, con una temperatura templada.

Se debe observar que las cáscaras de los huevos eclosionados flotan.  Por esa razón, para extraer la artemia es mejor hacerlo por abajo para no arrastrar cáscaras vacías.

Para ello hay que detener el aireador y hay que esperar a que se calme el agua y que las cáscaras de los huevos eclosionados queden flotando.

Las larvas recién eclosionadas se denominan nauplios y contienen un valor nutritivo superior al de los adultos.

Si no queremos complicarnos en la construcción de esta incubadora casera, en el mercado existen kits para la crianza de artemias, por unos $30 USD en promedio.

Suena a un gasto fuerte, pero si se va en serio con la crianza del betta o simplemente quiere procurarse una alimentación variada a éste pero a la vez se quiere ahorrar unos dólares, resulta una buena inversión.

Tubifex

Tubifex como alimento vivo para bettas

Son anélidos (gusanos de cuerpo cilíndrico o aplanado y segmentado en anillos) que se encuentran principalmente en fangos, lagos y lagunas.

Son de color rojo claro y proporcionan al betta grasas necesáreas.

Sin embargo, debido a que estos gusanos están contaminados con diversos tipos de gérmenes, deben limpiarse antes de suministrarse a los peces.

Este proceso consiste en consitste en someter al tubifex a una purga en agua corriente (goteo rápido) durante 2 o 3 días.

Si se compra, no se debe preocuparse por este proceso, pues ya está en óptimas condiciones para ser consumido de buen agrado por los bettas.

Moscas de la fruta (Drosophila melanogaster)

moscas de la fruta como alimento vivo para bettas

La mosca de la fruta resulta ser un alimento vivo muy adecuado no sólo para los betta, sino todos los peces e insectos carnívoros.

Es alta en proteína, los bettas la devoran con gran gusto, por lo que podemos adivinar que tiene un buen sabor (¿Qué otra forma de saberlo?)

Es preferente quitarle las alas antes de dársela a los bettas.

Cultivar moscas de la fruta tú mismo

Si quieres cultivar tú mismo estas moscas aquí hay una receta de una papilla para hacerlo.

Daphnia

Daphnia o pulga de agua para alimento vivo para bettas
Pulga de agua

Mejor conocida como pulga de agua, por su similitud con la pulga terrestre, la daphnia es relativamente fácil de encontrar en charcas y en aguas poco profundas donde proliferen las algas de las que se alimentan.

Es un crustáceo de diminuto tamaño que constituye la parte más importante del zooplancton de agua dulce, por lo que son la base de la cadena alimentaria de muchos peces de agua dulce.

JUAN ANTONIO NAVARRO DE TUERO (DPTO. DE BIOLOGÍA Y GEOLOGÍA) & JOSÉ MANUEL RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ (DPTO. DE FÍSICA Y QUÍMICA) I.E.S. DORAMAS (MOYA-LAS PALMAS)

Por otro lado, las pulgas de agua dulce tienen un alto contenido en ácidos grasos Omega 3 .

Los ácidos grasos Omega 3 son importantes para el desarrollo del sistema nervioso, sobre todo durante las fases de crecimiento de nuestros bettas.

Larva de mosquitos

Larva negra de mosquito como alimento vivo para bettas
Photo by Darron Birgenheier, available under a Creative Commons Attribution-ShareAlike licence

Seguramente habrás escuchado alguna vez en los anuncios del gobierno local de tu ciudad, campañas para que evites tener acumulaciones de agua en el hogar.

Esto es para evitar criaderos de mosquitos dañinos para los seres humanos cuyas picaduras pueden transmitir enfermedades indeseables como el dengue, la fiebre amarilla o la temible chikungunya.

A pesar de nuestros esfuerzos, es muy probable que todos hayamos tenido un pequeño criadero de mosquitos en nuestro jardín.

Basta una pequeña charca, o una acumulación de agua en recipientes tan pequeños como una lata para que las larvas aparezcan.

Pues bien, estas larvas resultan ser eficaces como alimento vivo para peces, nuestros bettas incluídos.

Cultivo de larvas de mosquitos

Aunque el cultivo de estas larvas es realmente sencillo, incluso sin el menor esfuerzo, pues aparecen solas cuando las hembras depositan sus huevos en entornos acuosos, realmente no es recomendable tener un criadero.

Esto porque para poder llevar un control adecuado se debe estar muy atento al ciclo de reproducción, el cual dura de 5 a 7 días.

Se deben recoger las larvas antes que se conviertan en crisálidas y posteriormente en mosquitos adultos listos para picar y posiblemente ser portador de alguna enfermedad.

En lugar de tener un criadero, podemos optar por dar paseos por parques, lagunas y otros lugares al aire libre donde es factible que existan acumulaciones de agua, seguramente tendrán larvas de mosquito.

Las larvas son muy fáciles de identificar para evitar recolectar algún otro organismo que pueda ser dañino para nuestro betta.

Deja un comentario