Alimentación del pez betta

Alimentación del pez betta

La correcta alimentación del pez betta nos permitirá tener un ejemplar saludable, fuerte y feliz. Como en otros seres vivos, la clave es el equilibrio.

Es importante tener siempre en mente que el pez betta es omnívoro, con una gran predilección por la proteína, por lo cual muchos lo catalogan como carnívoro.

Así que, las necesidades de alimentación del pez betta son simples. Idealmente necesitan ser alimentados dos veces al día con una dieta regular y variada.

Por dieta regular y variada nos referimos a diversificar su alimentación:

El alimento comercial por un lado, pero también alimento vivo de calidad y otros ingredientes como lo son las verduras y proteínas de origen animal.

¿Qué come el pez betta?

Si se quiere observar una dieta variada y rica para nuestro betta, podemos alimentarlo de tres maneras:

Alimento seco

Los alimentos secos comerciales pueden ser escamas, gánulos, pellets y alimento vivo liofilizado (un proceso parecido a la deshidratación).

En el mercado existen diversas marcas de alimento especial para peces betta. Estos alimentos contienen la cantidad de proteínas y nutrientes necesarios para estos peces, mejorando su color y su sistema inmunológico.

Alimento vivo

La alimentación del pez betta en su hábitat natural consiste en pequeños camarones de agua dulce y larvas de mosquito, principalmente.

En cautiverio, los criadores y conservadores de peces betta optan por darle alimento vivo como:

  • Camarón de salmuera (artemia)
  • Gusano de sangre
  • Gusano Grindal
  • Larvas de mosquito
  • Tubifex
  • Daphnia
  • Mosca de la fruta sin alas

El alimento vivo le proporciona al betta una dieta alta en proteínas, además de proporcionarle la estimulación mental necesaria para cualquier animal en cautiverio, de “cazar” su comida.

Además, estos organismos vivos se alimentan principalmente de materia orgánica verde, como son las hojas, por lo que, indirectamente también le proporcionará al betta los nutrientes de dicha materia orgánica.

Cualquiera que tenga un jardín en casa, en época de lluvias, se puede encontrar en charcas, y fuentes alimento que sirva perfectamente a los betta.

Otra forma de conseguirlos es criándolos. Se pueden encontrar en tiendas locales o en línea, con información sobre la conservación y reproducción de estos organismos.

Claro que esta última opción requiere un esfuerzo mayor para el acuarista, pues debe no sólo mantener a los peces sino también a su alimento vivo.

Sin embargo, si se tiene el tiempo, la voluntad y el espacio necesarios, es una muy buena (y económica) opción.

Comida casera

La comida casera para el pez betta constiuye una fuente saludable y práctica de alimentación.

Además, a los betta les encanta probar cosas nuevas y variadas ¡lo notarás cuando se coman con voracidad el alimento que le preparaste!

Existen infinidad de alimentos que a nuestros bettas les encantará. Sólo debemos observar que éstos sean de calidad.

Proteínas, vegetales y alimentos ricos en fibra, son algunos de los ingredientes que podemos observar para hacer las más deliciosas recetas que a los betta les encantarán.