El Pez Betta: El gran luchador de Siam

El Pez Betta: El gran luchador de Siam

Es bien sabido que el pez betta, uno de los peces favoritos en los acuarios caseros de todo el mundo, es una pequeña joya de origen asiático, pues su “alias” lo delata: El luchador de Siam (Antiguamente Tailandia). Sin embargo, el origen de este hermoso pez se extiende también hacia Camboya, Laos y Vietnam.

Tipos de pez betta

Su gran popularidad entre los acuariofilos lo ha llevado a remotos países, en los cuales se ha establecido no solo en las tiendas y acuarios, sino también en la naturaleza, gracias a su gran capacidad de adaptarse a diversas condiciones del entorno.

Brasil, Colombia, República Dominicana, son algunos de esos países.

Los betta, en estado salvaje, comúnmente habitan aguas poco profundas con vegetación abundante, como pantanos y arrozales. De hecho, el betta ha sido mayormente relacionado con los arrozales del sudeste asiático.

Sus hábitats normalmente son pobres en oxígeno, pues se trata de aguas estancadas, poco profundas y con una alta temperatura del aire. Se cree que estos factores forzaron a los peces betta a desarrollar su órgano laberíntico, el cual les permite respirar el aire atmosférico.

Es por ello que suelen adaptarse a condiciones poco favorables de espacio y oxígeno, pero esto no significa que sea lo mejor para el óptimo desarrollo de estos peces.

Esto también ha provocado que la comercialización y exportación de esta especie sea relativamente más fácil, pues son empacados en contenedores diminutos y comercializados en diversas partes del mundo. Naturalmente, en el proceso, muchos betta no logran sobrevivir.

El hábitat betta tiene una gran cantidad de vegetación, lo cual seguramente actúa como una “pared” natural entre machos agresivos, brinda protección a las hembras durante el desove y protege a los alevines (crías).

Todos los tipos de betta que conocemos pertenecen a la especie Betta splendens.

Al hablar de diferentes tipos de betta podemos referirnos a una gran cantidad de características como a la longitud de la aleta, la forma de ésta, las escamas, el color, etc.

Todos los tipos de betta existentes son el resultado de la cría selectiva para obtener rasgos genéticos determinados, exactamente igual que con los perros, caballos y otros animales.

Así que estrictamente, podemos decir que existen razas (y no tipos) de bettas.

El tipo de aleta es el rasgo más descriptivo en un pez betta  y que nos ayuda a hacernos una idea rápida de como luce, de la misma forma que nos imaginamos perfectamente el tamaño de un perro si hablamos de un chihuahua o un gran danés.

Otros rasgos como el color y el tipo de escamas nos dan más detalles sobre el betta.

Abreviaturas de tipos de betta

Existe una abreviatura para cada tipo de pez betta, la cual hace más fácil su identificación e investigación.

Un betta de aleta corta generalmente también se conoce como plakat (PK), y un betta con una aleta caudal en forma de D que se extiende a 180˚ generalmente se conoce como ‘media luna o HM, por sus siglas en inglés (Half Moon).

Una combinación de los anteriores sería Halfmoon plakat (HMPK).

Double Tail (DT) o doble cola, Crowntail (CT) o también llamado betta corona.

Betta Veiltail (VT) o cola de velo, por su nombre en español.

betta delta azul

El origen del pez Betta

El origen de los bettas en cautiverio es un poco incierto, sin embargo, una historia popular muy aceptada narra que Rama III, tercer rey de Siam bajo la Casa de Chakri, de 1824 a 1851, fue el que empezó a esparcir el gusto por estos increíbles luchadores.

Era un gran aficionado a las peleas de bettas y en 1840 le hizo un regalo a Theodore Cantor, médico del servicio médico de Bengala, otorgándole algunos de sus peces luchadores premiados.

Tiempo después, en 1849, Cantor publicó el primer artículo sobre estos peces y se catalogó de manera errónea como Betta pugnax.

Betta splendens, nombre correcto de este pez, se publicó por primera vez en 1910 por C. Regan.